LEISHMANIOSIS

Publicado por cvgranada el 6/05/2020. Categoría: General

La leishmaniosis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito. Llega a nuestros perros a través de la picadura del mosquito Flebotomo, que traslada al parásito de un animal a otro en su aparato bucal.

La variedad de síntomas es enorme, ya que esta enfermedad puede afectar a gran variedad de órganos, teniendo en muchas ocasiones, un pronóstico muy malo.

Podemos encontrar 2 tipos de leishmaniosis, la leishamiosis visceral y la leishmaniosis cutánea, siendo esta última la más frecuente (80% de los casos)

Entre las lesiones más frecuentes provocadas por la leishmania, encontramos lesiones de piel, alteraciones oculares, cojeras, inflamación de ganglios linfáticos, problemas digestivos y hemorragia nasal.

El diagnóstico de le enfermedad se realiza en la clínica. Existen en la actualidad test de detección rápida, de gran fiabilidad, que nos indican en cuestión de minutos si nuestra mascota es positiva o negativa a la Leishmania.

El tratamiento contra la leishmania es un tema de actualidad y de discusión, ya que hoy en día no existe un tratamiento 100% eficaz. A día de hoy es un tratamiento costoso, complejor y crónico.

Por el momento no se dispone de un tratamiento definitivo que elimine el parásito y consiga una cura definitiva. La medicación va destinada a disminuir la presencia del parásito en el animal y a controlar la sintomatología.

La mejor estrategia para evitar llegar a esta fase, es la prevención. La primera fase de la prevención, es la de evitar la picadura del mosquito. Para ello existen distintos productos que evitan la presencia de vectores en nuestra mascota, como pipetas, sprays, collares con sustacias repelentes de insectos.

Por otro lado, existe una vacuna. Esta vacuna busca orientar la respuesta inmunitaria del perro hacia el uso de células destructoras en lugar de anticuerpos. Se calcula que la vacunación reduce en unas 4 veces la posibilidad de contraer la leishmaniosis, pero como no es una vacuna 100% efectiva, debe ir siempre acompañada del uso de repelentes.

Ante la menor sospecha de signos clínicos compatibles con la leishmaniosis, no dudes en acudir al veterinario. En el diagnóstico de esta enfermedad, el tiempo es un factor clave. Cuanto antes se diagnostique, mejor será la respuesta al tratamiento y por lo tanto mejor será el pronóstico.

Por supuesto, ante cualquier duda o consulta, no dudéis en contactar con nosotros. Estamos disponibles las 24 Horas del día.

© 2017 Clínica Veterinaria Granada
Creado con ❤︎ por acuabit

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información