Cardiólogo veterinario para perros y gatos


El equipo de cardiología veterinaria te ayudará a:

 

– Realizar evaluaciones exhaustivas del estado de los animales mediante un detallado examen físico. Este proceso busca identificar posibles síntomas de enfermedades cardiovasculares, como dificultades respiratorias, cansancio, apatía o intolerancia a la actividad física.

 

– Llevar a cabo y analiza diversos exámenes complementarios para detectar alteraciones específicas y confirmar diagnósticos. Estos incluyen radiografías para identificar posibles malformaciones en el corazón y los pulmones, electrocardiografía para estudiar la actividad eléctrica cardíaca, y ecocardiografía Doppler o ultrasonido cardíaco para analizar el funcionamiento del corazón.

 

Diseñar planes de tratamiento personalizados para cada caso, ajustándolos según la patología y las características del animal. Esto puede involucrar procedimientos más complejos, como cirugía cardiovascular, que abarca desde la reparación de defectos cardíacos congénitos hasta el cateterismo cardíaco, la valvuloplastia aórtica, y el implante de marcapasos en animales con insuficiencia cardíaca.

 

Desarrollar planes de prevención de salud cardiovascular con el objetivo de optimizar el funcionamiento cardíaco, prevenir posibles alteraciones y mejorar el estilo y la calidad de vida de los animales.